Acupuntura

La acupuntura es una técnica milenaria que forma parte de la medicina tradicional china. Consiste en la inserción y manipulación de agujas en el cuerpo, con el objetivo de recuperar la salud, mejorar la respuesta autocurativa del ser humano y prevenir enfermedades.

Al igual que otras técnicas, concibe el cuerpo y la salud de forma global, donde todo está relacionado entre sí, tanto a nivel interno dentro del propio organismo, como la relación de nuestro cuerpo con el entorno.

Se basa en la relación de los órganos entre sí y los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua). De acuerdo con la concepción china, la energía vital o Qi (chi) fluye por el cuerpo a lo largo de unos canales de energía, los meridianos.

El número de meridianos es 14: 12 principales, que tienen relación con los 12 órganos del cuerpo (todo según la medicina tradicional china), y 2 más, que se encuentran en la línea media corporal, una en la región anterior y otro en la posterior.

Dentro de estos 14 meridianos se encuentran los puntos de acupuntura, unos 365, que son los puntos donde se insertan las agujas para reequilibrar la energía (el Qi) del órgano que lo rige.

Los desequlibrios de energía de los órganos, según la medicina tradicional china, pueden deberse tanto a factores externos como internos, y estos desequilibrios (exceso o defecto de energía) son los que pueden provocar la enfermedad.

mitos_acupuntura

El principal uso de la acupuntura es del tratamiento del dolor. Además puede utilizarse en multitud de afecciones como:

  • Dolores de cabeza, vértigo, zumbidos en los oídos
  • Artrosis, artritis, enfermedades de carácter crónico, fibromialgia
  • Estreñimiento, colon irritable, diarrea crónica
  • Asma, bronquitis, sinusitis
  • Parálisis facial, neuralgia del trigémino, síndrome del túnel carpiano
  • Depresión, ansiedad, estrés, insomnio, eliminación de dependencias como el tabaquismo
  • Hernias discales, ciáticas
  • Dolor de espalda
  • Procesos inflamatorios, tendinitis, contracturas
  • Alergias
  • Trastornos menstruales, impotencia, infertilidad
  • Acné, herpes

Existen muy pocas contraindicaciones absolutas para esta terapia, pero hay que evitarla en urgencias médicas, afecciones quirúrgicas, tumores malignos y trastornos hemorrágicos.

No se trata de una contraindicación, pero en mujeres embarazadas se debe tener en cuenta que hay puntos que pueden inducir el parto.

Las agujas que se utilizan son de un solo uso y están esterilizadas, con lo que se evitan contagios de otras posibles enfermedades.

Además de todas estas ventajas, es una técnica prácticamente indolora. ¿Te animas a probarla?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .